domingo, 3 de junio de 2012

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL MILICIANO FASCISTA (1923).


1º El fascista, y en concreto el miliciano, nunca debe creer en la paz perpetua.
2º Los días pasados en la prisión son un mérito.
3º Se puede servir a la patria haciendo guardia al lado de un bidón de gasolina.
4º Un camarada es siempre como un hermano, porque vive contigo y piensa como tú.
5º Te han confiado el fusil y la cartuchera para que lo guardes para ir a la guerra (…)
6º No digas nunca: “Es el gobierno quien paga”, pues eres tú mismo quien paga, y el gobierno es el que tú has elegido y por el que llevas el uniforme.
7º La disciplina es la luz de los ejércitos.
8º Mussolini siempre tiene razón.
9º Nunca hay atenuantes para un voluntario que ha desobedecido.
10º Una cosa deber querer sobre todas la demás: la vida del duce.