domingo, 29 de abril de 2012

COLECTIVIZACIÓN Y REPRESIÓN DE LOS KULAK


Stalin decidió en 1928 la «liquidación del kulak» como clase y la colectivización de los campesinos pobres y medios. Los kulaks se resistieron y se entabló una lucha feroz. Durante este invierno de 1929-1930, la sexta parte del mundo conoció una verdadera guerra civil. Centenares de millares de familias fueron desposeídas de sus bienes y desterradas al norte. En los pueblos, los que permanecían se adherían en masa a los koljoses, pero antes sacrificaban sus animales en lugar de cederlos a las granjas colectivas. [...] no se inscribían en los koljoses sino [...] forzados bajo una formidable presión económica y administrativa. Allá donde se producía una vacilación, se enviaba a la tropa, junto a agitadores. Hubo centenares de pequeñas revueltas, mucho más graves en el Cáucaso y Siberia. [...] Más del 60 % de las familias campesinas están hoy día agrupadas en koljoses; en las regiones más productivas no quedan, por decirlo así, explotaciones individuales. Estos koljoses son abrumadoramente artels, es decir, asociaciones solo de los medios de producción: tierra, útiles, animales de labor, mano de obra, son puestos en común, conservando cada familia su casa y su cercado.
G. LUCIANI, Six ans à Moscou, 1937