lunes, 17 de octubre de 2011

DIDEROT, LA RAZÓN, EL PODER Y LA LIBERTAD.

LA RAZÓN HUMANA, EL MEDIO PARA CONSEGUIR LA VERDAD. 
En primer lugar me doy cuenta de algo que es reconocido por el bueno y por el malo: que es necesario razonar en todo, que es necesario razonar en todo, porque el hombre es un animal racional; que, en consecuencia, siempre hay medios de descubrir la verdad; que quien renuncia a buscarla, renuncia a su cualidad humana y debe ser tratado por el resto de su especie como una bestia feroz; y es que una vez descubierta la verdad, cualquiera que renuncie a aceptarla es un insensato o es moralmente malvado.
D. Diderot, "Derecho natural", en la Enciclopedia, 1751-1772. 


LIBERTAD Y PODER.
Ningún hombre ha recibido de la naturaleza el derecho de mandar a los demás. La libertad es un regalo del cielo, y cada individuo de la misma especie tiene el derecho a disfrutarla del mismo modo que disfruta de la razón. El poder que se adquiere por la violencia no es más que usurpación, y solo dura mientras que la fuerza del que manda prevalece sobre el que obedece.
El príncipe no puede, por tanto, disponer de su poder y sus súbditos sin el consentimiento de la Nación (...). Si lo hiciese de otro modo, todo sería nulo.
D. Diderot, "Autoridad política" en La Enciclopedia, 1751-1772.